Noticias

Wert se olvida de los 100.000 alumnos que no pueden estudiar en valenciano

En medio de la polémica sobre el borrador de reforma educativa que pretende llevar a cabo el ministro Wert, en el que se da la supremació al castellano como lengua vehicular de la enseñanza en territorios con lengua propia y prevé la financiación con dinero público de medios privados para “garantizar” la educación en la lengua propia de Castilla a los padres que así lo soliciten para alumnes del País Vasco o Cataluña, salta a la palestra la evidencia de la verdadera pretención del gobierno central con esta reforma.

El ministro de Educación de España

Wert, el ministro de educación más odiado de los últimos tiempos

En el País Valenciano, donde el Partido Popular lleva gobernando ininterrumpidamente desde hace más de 20 años y donde se aplica el modelo que ahora se pretende imponer a Cataluña, decenas de miles de alumnos se quedan sin poder estudiar en el idioma que solicitan… siempre que lo hagan en valenciano, la variedad lingüística del catalán propia de esta tierra. Todo por la falta de la oferta en este idioma proporcionada por el Consell (el parlamento autonómico) que, a pesar de la creciente demanda año tras año de escolarización e la lengua propia, no sólo se niega a aumentar el número de plazas, sino que llega a reducirlos.

En concreto, y pese a la galopante bajada de conocimiento y uso del valenciano en los últimos años, según las estadísticas (más de 10 puntos en una década), y coincidiendo con los recortes en las ayudas a su promoción, con la progresiva castellanización de la televisión autonómica (Canal 9) y con el corte de las emisiones de TV3, durante el pasado año han sido unos 100.000 los alumnos que se han visto privados de cursos sus estudios en valenciano, viéndose obligados a hacerlo en castellano, pese a haber sido aquél el idioma de su elección.

Esto contrasta, como mínimo, con la “atención personalizada” que prevé Wert para los alumnos catalanes que no puedan cursar sus estudios en cataluña porque su colegio no ofrezca plaza, lo que obligará a la Generalitat catalana a proporcionársela en una escuela privada, con cargo al erario público, que sí la provea.

¿Pasará lo mismo con estos 100.000 alumnos valencianos? ¿Se les otorgará también atención personalizada para que puedan estudiar en valenciano? La respuesta ante tal naïf pregunta parece obvia, ya que el verdadero propósito de Wert no es otro que el ya manifestó hace unos meses ante los medios de comunicación: el de españolizar a los catalanes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>